Ya se acerca de temporada de presentar impuestos (recuerda que el último día para hacerlo es el lunes 18 de abril) y hay algunas maneras de obtener más dinero en tu reembolso de impuestos Estados Unidos. Aquí te las presentamos:

Aumenta la retención

Cuando empiezas un nuevo trabajo, el departamento de recursos humanos tiene que llenar un formulario W-4 para determinar si eres soltero, casado o tienes hijos.

Entre más personas haya en tu hogar, más subsidios o exenciones puedes reclamar.

Si quieres aumentar tus probabilidades de recibir un reembolso en la primavera, puedes decirle al departamento de recursos humanos que te quite tus exenciones y te retenga más dinero cada mes.

Deduce todas las donaciones

Las deducciones detalladas son una gran manera de reducir tus ingresos sujetos a impuestos.

El IRS te permite deducir hasta el 50% tus ingresos sujetos a impuestos en contribuciones caritativas a organizaciones exentas de impuestos.

Entre ellos se incluyen las organizaciones religiosas, grupos comunitarios, organizaciones de beneficencia, colegios, hospitales sin fines de lucro y más.

Las contribuciones deducibles incluyen dinero, bienes muebles, acciones y valores, e incluso los gastos incurridos mientras trabajabas como voluntario.

Gastos Profesionales

Otra utilidad de la deducción detallada es para los gastos relacionados con el trabajo. Si pagas gastos de tu propio bolsillo relacionados con tu trabajo – y tu jefe no te lo reembolsa – puedes deducir esos costos de tus ingresos sujetos a impuestos.

Estos pueden incluir celulares y laptops para el trabajo, cuotas a organizaciones profesionales, uniformes y ropa de trabajo que no te pones fuera del trabajo, y el kilometraje para ver a clientes (tu trayecto diario a la oficina, no cuenta).

Revisa tu estado de presentación de impuestos

El IRS ofrece diferentes cantidades de deducción estándar a diferentes estados de presentación de impuestos.

En general, las parejas casadas que declaran conjuntamente pueden reclamar el doble de la deducción estándar que los contribuyentes solteros y parejas casadas que declaran por separado.

Si eres un contribuyente individual, revisa los criterios del estado cabeza de familia (head of household) , que te dará una deducción más grande.maneras de obtener un reembolso de impuestos más grande en Estados Unidos

No te olvides de las obligaciones familiares

Puedes deducir una serie de gastos relacionados con tu familia inmediata y extendida.

Si tu hijo va a la guardería para que tú y/o tu pareja puedan trabajar, puedes deducir los gastos de guardería.

Lo mismo pasa con los gastos relacionados con el cuidado de un padre o madre anciano o familiar. Si tú pagas la pensión alimenticia a una ex pareja, esto es deducible también.

Muchos gastos médicos de su bolsillo para su familia son deducibles, pero no las primas de seguro de salud.

Aumenta las contribuciones al IRA

Puedes deducir todas las contribuciones a una cuenta IRA tradicional si no estas también cubierto por un plan de jubilación en el trabajo.

El límite de contribución anual en 2015 es $ 5,500 ($ 6,500 si eres mayor de 50). Ten en cuenta que los asalariados de mayores ingresos sólo pueden deducir una parte de sus contribuciones de IRA.

Refinanciar tu casa

El IRS te permite deducir todos los intereses pagados durante el año en una hipoteca de la casa.

Por la refinanciación de su hipoteca, se reinicia el proceso de pago, lo que significa que una mayor parte de cada pago de la hipoteca es puro interés.

Más interés significa más ingresos deducibles.

Utiliza las leyes fiscales actuales

El Congreso siempre está jugando con el código de impuestos con el fin de alentar diferentes tipos de comportamientos económicos y sociales positivos.

Puedes ganar créditos fiscales, por ejemplo, al hacer mejoras de eficiencia energética en tu casa o en la compra de un coche híbrido.

Empieza un negocio en casa

Si haces un pequeño negocio fuera de tu casa, puedes deducir partes de tus gastos caseros utilizados exclusivamente para el negocio, como el servicio de Internet, teléfono e incluso el porcentaje de la hipoteca o el alquiler de pago por el espacio de tu oficina en casa.

En 2013, el IRS empezó a ofrecer una opción simplificada para la deducción de impuestos de oficinas en casa en la que los contribuyentes pagan una tasa estándar por los metros cuadrados de su espacio de trabajo.

Recurre a los profesionales

Con todas las aplicaciones de preparación de impuestos disponibles en estos días, se ha hecho más fácil que nunca para presentar tus propios impuestos. Pero pagarle a un contador profesional de impuestos desde $39 realmente puede valer la pena si pueden aumentar tu reembolso por $1,000 o más. Los profesionales fiscales son más conocedores de las deducciones, estado civil, y los créditos que pueden trabajar en tu favor. Y como las leyes fiscales cambian con frecuencia, contratar a un profesional es la mejor opción.

No te olvides de los créditos

Mientras que las deducciones trabajan mediante la reducción de tus ingresos sujetos a impuestos, los créditos tienen un impacto aún más grande. Esto es porque cada dólar en créditos fiscales es igual a un dólar en el reembolso (o un dólar menos que tienes que pagar en impuestos).

Es posible que puedas calificar para el Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo. También puedes calificar para el Crédito de Cuidado de niños si necesitas a alguien que cuide a tus hijos mientras tú trabajas o buscas trabajo. También hay un Lifetime Learning Credit para la educación post-secundaria (donde no es necesario obtener un título). Y, si estas pagando una colegiatura y otros gastos relacionados con la universidad para ti o un dependiente, asegúrate de revisar la American Opportunity Tax Credit.

Revisa más tips financieros y cómo ahorrar dinero en nuestro Facebook

Comparte esta nota