Cuando vives al día, es difícil ahorrar dinero, y mucho menos empezar a ahorrar sustancialmente para cosas como la jubilación y las emergencias. Si en cuanto te llega un pago lo usas para la renta, pago de préstamos, pago de servicios, etc..Entonces, ¿ cómo ahorrar dinero ?

La verdad es que si se puede y lo más importante, debes empezar a ahorrar para evitar un mayor problema. La mayoría de los expertos financieros están de acuerdo en que todo el mundo debería tener por lo menos $ 1,000 en ahorros para emergencias financieras (como un choque o una hospitalización). Con ese fin, aquí está cómo ahorrar dinero- incluso cuando se siente imposible:

Ten la mentalidad correcta

Ahorrar dinero es algo más que una práctica habitual, es una forma de pensar. Es como empezar un nuevo régimen de entrenamiento, el ahorro de dinero debe ser un estilo de vida con el que estés completamente comprometido con el objetivo de ser eficaz. Así, el primer paso para ahorrar dinero es tomar la decisión de hacerlo. De esa manera, cuando estás tentado por esa barata en el centro comercial o una buena cena, tendrás una razón clara para decir que “no”.

Empieza con ahorros chiquitos

Ahorrar dinero no tiene por qué significar destinar el 10% de cada pago hacia el ahorro. Probablemente has escuchado esto antes, pero cada dólar cuenta. Al principio, puedes ahorrar un 2% o incluso sólo $ 20 al mes. Tal vez eso no te hará rico tan rápido como cuando ahorras una cantidad más sustancial, pero lo importante es empezar. Durante semanas o meses donde no gastas tanto, puedes ahorrar un poco más de lo normal. Sólo haz el compromiso de ahorrar algo cada mes, no importa lo pequeña que sea la cantidad.

Cómo ahorrar dinero

Hazlo Automático

Cuando apenas empiezas a aprender cómo ahorrar dinero, es más fácil cuando no es una decisión consciente. En otras palabras, si haces que tu banco transfiera tu dinero automáticamente a tu cuenta de ahorros cada vez que te depositen, ni siquiera verás el dinero el tiempo suficiente para considerar gastarlo. Si las transferencias automáticas te hacen sentir un poco fuera de control, asume esa responsabilidad tú mismo.

Niégate el acceso

Una de las partes más difíciles acerca de ahorrar dinero es ver cómo se acumula, sabiendo que podrías utilizarlo si quisieras. Si esto te suena conocido, abre una cuenta a la cual sea más difícil de acceder. Por ejemplo si no tienes una tarjeta de débito, podrás ser menos propenso a gastar tu dinero ahorrado.

Lleva un registro cuidadoso de sus gastos

No hace falta decirlo, pero lo que gastas tiene un impacto directo en la cantidad que puedes ahorrar. Si sabes que tienes algunas áreas problemáticas de gasto (como salir a comer o comprar una cantidad innecesaria de zapatos), concéntrate en reducirlos lo más que puedas. La mejor manera de gastar menos (y ahorrar más) es saber dónde está cada dólar, entonces puedes ahorrar en ciertas áreas.

Recortar gastos (al menos por ahora)

Cuando empieces a hacer un seguimiento de tus gastos, buscar ciertos gastos regulares que podrías ser capaz de eliminar por completo. ¿Sigues pagando por el cable que rara vez usas, una suscripción a una revista que ya no lees, o una membresía de gimnasio que podría reemplazar con entrenamientos gratis en tu departamento? No tienes que dejar estas cosas para siempre. Incluso cancelar durante unos meses, te puede permitir ahorrar más dinero más rápido.

También puedes buscar opciones para ciertos gastos, como refinanciación en los pagos de coches y préstamos estudiantiles. Revisa cómo puedes gastar menos cada mes – al menos por ahora, mientras estás trabajando en la creación de una cuenta de ahorros.

Encuentra formas de ganar más dinero

Si tienes algo de tiempo extra en tu horario (incluso si trabajas de 9 a 5 en una oficina lo más probable es que si lo tengas), considera buscar maneras de ganar algo más de dinero cada mes. Puedes pasear perros o ser niñera, o incluso hacer algo de trabajo de freelance. Esto es beneficioso por dos razones: una, que vas a hacer más dinero. Y dos, puede que gastes un poco menos si, por ejemplo, estas cuidado niños en un viernes en la noche en lugar de salir.

Comparte esta nota