Se podría creer que obtener una hipoteca si no eres ciudadano de Estados Unidos es imposible, sin embargo, no es tan complicado. Para un inmigrante legal con un empleo establecido e historial de crédito en Estados Unidos, el proceso de compra de una casa es prácticamente el mismo que para un ciudadano. Sin embargo, todavía hay algunos desafíos que los no-ciudadanos pueden enfrentar cuando se trata de comprar una casa en Estados Unidos.

Una de las principales razones es porque la información necesaria para documentar los ingresos y el crédito viene del extranjero. Eso significa que la información puede necesitar ser traducida al Inglés, o puede ser en un formato diferente o basada en criterios diferentes a los establecidos por los bancos estadounidenses.

También está la cuestión de la verificación de la validez de la información proporcionada por las personas o instituciones que no se conocen en Estados Unidos.

Los No-Residentes también pueden obtener préstamos.

Cómo obtener una hipoteca si no eres ciudadano

Los inmigrantes que viven en Estados Unidos con visas de trabajo (y no tienen una Green Card) también pueden obtener préstamos hipotecarios.

Sin embargo, desde la perspectiva de un prestamista, una preocupación por este tipo de prestatarios es cuánto tiempo van a permanecer en el país. Por lo que es posible que tengan que presentar una carta de su empleador/patrocinador que acredite la duración prevista de su empleo.

Muchas instituciones ofrecen programas hipotecarios que están disponibles para los extranjeros no residentes que están aquí con una visa de trabajo temporal (H1B or H2B), de acuerdo con información proporcionada por IMPAC Mortgage. El depósito inicial es más alto que los mínimos permitidos en otros préstamos, sin embargo, se pueden aplicar otras restricciones.

Los extranjeros no residentes también pueden ser capaces de ir fuera de las estructuras tradicionales y pedir préstamos hipotecarios que no son de agencia, los cuales tienen menos restricciones, pero también tienen mayores tasas de interés y mayores requisitos en los pagos y depósito inicial.

Documentación Legal

La documentación requerida para obtener una hipoteca si te has mudado recientemente a Estados Unidos depende de tu situación de residencia y el tipo de préstamo que estás solicitando.

Residentes Permanentes Extranjeros (con Green Card)

Si eres un residente permanente, eres elegible para obtener una hipoteca en las mismas condiciones que cualquier ciudadano de Estados Unidos. Sólo tienes que probar tu status de residencia. Esto puede ser en cualquiera de las siguientes formas:

  • Tarjeta de Residente o Green Card
  • Pasaporte válido con un sello que diga que has sido aprobado como para la I-551
  • Formulario I-94A válido indicando la concesión de refugio/asilo o un pasaporte extranjero indicando la admisión de residencia permanente con un documento de autorización de empleo

Residentes No Permanentes extranjeros

Si eres un extranjero residente no permanente, el papeleo necesario que tienes que presentar depende del tipo de préstamo que estás solicitando.

Si el préstamo deseado es convencional o VA, debes tener una visa de trabajo válida.

Con el fin de obtener un préstamo, debes de probar que continuarás trabajando en Estados Unidos por lo menos durante los tres primeros años del préstamo. Si tu residencia expirará en el plazo de un año, debe existir la posibilidad de que se renovará.

En cuanto a la documentación, una de las siguientes formas es necesaria:

  • Documento de autorización de empleo (Formulario I-766 o I-765) como prueba de elegibilidad para trabajar
  • Formulario I-797A con una I-94 o un permiso de trabajo válido
  • Si estás solicitando un préstamo jumbo regular, debes tener tres años de residencia en Estados Unidos y tres años de haber estado trabajando con autorización.

Solicitar un préstamo jumbo no conforme es un poco más complicado. Debes haber sido residente de Estados Unidos al menos cinco años. También tienes que tener una prueba que seguirás trabajando en Estados Unidos al menos durante los tres primeros años del préstamo. La propiedad debe ser unifamiliar o un condominio, y debe ser ocupada por el propietario. Se requiere un depósito inicial de 30%. También necesita lo siguiente:

  • Se requiere un pasaporte válido de tu país de ciudadanía que contenga el formulario I-94 con un sello de autorización de empleo.
  • Necesita una tarjeta de autorización de empleo, junto con el Formulario I-140.
  • Sólo las visas H-1B y H-2B son elegibles para este tipo de préstamo.

Restricciones

Hay un par de restricciones con este tipo de préstamos hipotecarios que tienen los no ciudadanos:

  • Las personas que están en Estados Unidos por una cantidad limitada de tiempo no pueden obtener una hipoteca.
  • Si tienes inmunidad diplomática, no puedes calificar para una hipoteca, ya que no estás sujeto a la legislación estadounidense.

El papeleo es sólo el primer paso. Si te estas mudando desde tu país de origen, puede que tengas que convertir tu crédito existente al crédito de Estados Unidos con el fin de solicitar cualquier tipo de préstamo o tarjeta de crédito.

En muchos casos, puede ser posible hacer una verificación de crédito no tradicional. En el caso de una verificación no tradicional, puedes proporcionar la documentación de tu país de origen.

Con el fin de hacer el proceso de obtención de crédito más fácil, debes tener tu número de Seguro Social, así como los recibos de pago como prueba de ingresos. Cuatro referencias de crédito con la información de contacto de tu país también son útiles, al igual que las copias de tus estados de cuenta bancarios.

La conversión de crédito depende de tu situación en el momento del préstamo y las políticas de tu prestamista. No todos los prestamistas están configurados para este proceso.

El hecho de que hayas llegado recientemente a Estados Unidos no es un indicador que no puedas comprar una casa. Solo debes de tener tu documentación en orden y encontrar al prestamista indicado.

 

 

Si necesitas más información, contáctanos a contacto@latinosenvivo.com

Comparte esta nota