Como su nombre indica, la rodilla de corredor es un padecimiento común entre los corredores, pero también puede afectar a cualquier atleta que hace actividades que requieren una gran cantidad de flexiones de rodilla. Por lo general causa dolor alrededor de la rótula. Pero hay varias formas como tratar la rodilla de corredor.

¿Cuáles son los síntomas de la rodilla de corredor?

  • Dolor detrás o alrededor de la rótula, especialmente cuando el fémur y la rótula se unen
  • Dolor al doblar la rodilla – al caminar, al ponerte en cuclillas, al arrodillarte, al correr, o incluso al levantarte de una silla
  • El dolor es peor cuando bajas las escaleras o una bajada
  • Hinchazón
  • Te truena la rodilla

Para diagnosticar la rodilla de corredor, tu médico le hará un examen físico completo. También puede necesitar radiografías, resonancias magnéticas, tomografías entre otras pruebas.Cómo tratar la rodilla de corredor

¿ Cómo tratar la rodilla de corredor ?

Independientemente de la causa, la buena noticia es que los casos menores de rodilla de corredor se pueden resolver con tratamientos. Para acelerar la recuperación:

  • Descansar la rodilla. Trata de evitar poner peso sobre la rodilla.
  • Hielo en la rodilla para reducir el dolor y la hinchazón. Hazlo por 20-30 minutos cada 3-4 horas durante 2-3 días, o hasta que el dolor haya desaparecido.
  • Comprimir la rodilla. Use un vendaje elástico para darle a tu rodilla un apoyo extra.
  • Eleva tu rodilla sobre una almohada cuando estés sentado o acostado.
  • Toma medicamentos anti inflamatorios. Sólo deben utilizarse sólo ocasionalmente, a menos que tu médico te diga específicamente lo contrario.
  • Practica ejercicios de estiramiento y fortalecimiento, especialmente para el grupo muscular del cuádriceps. Visita a un quiropráctico o fisioterapeuta para que recomiende los mejores ejercicios para tu caso.
  • Prueba los soportes o aparatos ortopédicos para tus zapatos. Los aparatos ortopédicos – que puede ser medida – pueden ayudar con la posición del pie.

Los casos graves de rodilla de corredor pueden necesitar cirugía. Un cirujano ortopédico puede tratar las condiciones de cartílago y, en casos extremos, corregir la posición de la rótula de modo que el estrés será distribuido de manera uniforme.

Comparte esta nota