Entrando la temporada de invierno es necesario tomar algunas medidas para hacer de tus viajes en coche más seguros. Aquí te dejamos 5 consejos para preparar tu coche para el invierno.

Mantén la batería en buen estado

Las temperaturas frías reducen el poder de arranque de la batería de tu coche. De hecho a 0 °F, una batería tiene sólo alrededor de la mitad de la potencia de arranque que tiene una a 80 ° F.

Puedes probar tu batería en una estación de servicio, taller de reparación o en una tienda donde vendan refacciones. Puede ser que la batería sólo necesite ser recargada, pero si esta defectuosa o desgastada, lo mejor es reemplazarla antes de que muera.

Reemplaza los limpiaparabrisas

Hay que sustituir los limpiaparabrisas más seguido de lo que piensas. Se ha encontrado que incluso los mejores limpiaparabrisas empiezan a perder su eficacia en tan sólo seis meses.

Si bien es posible estirar su vida limpiando el borde de goma del limpiaparabrisas periódicamente con una toalla de papel y limpiador de cristales, no es seguro hacer eso todo el invierno. En lugar de esto, es recomendable comprar nuevos limpiaparabrisas. Se recomienda sustituirlos hasta dos veces por año.

Limpia el parabrisas

No trates de utilizar los limpiaparabrisas para quitar el hielo del parabrisas. En lugar de eso, utiliza un rascador de hielo en las mañanas. Si te estacionas afuera, coloca los limpiaparabrisas hacia arriba durante la noche para evitar que se congelen y se peguen al parabrisas.

Es recomendable usar una solución que contenga un agente anticongelante en tu tanque de lavado del parabrisas.

También asegúrate de que el calentador está funcionando correctamente para que puedas desempañar el parabrisas fácilmente.

Finalmente, comprueba que todas las luces del vehículo estén funcionando correctamente, para tener una visibilidad óptima en la noche y los automovilistas puedan también verte.

rascador de hielo parabrisas

Revisa el aceite

El clima frío puede afectar a tu motor, también. El aceite de motor se espesa con el frío, por lo que es más difícil que el motor gire. Consulte el manual del propietario para las recomendaciones del fabricante. Te recomendamos visitar a tu taller de confianza para hacer el cambio de aceite y para que revise que el sistema tenga la cantidad máxima de flujo.

Trata de mantener tu mezcla de anticongelante en una proporción de 50/50 con agua. Esto evitará que el éste se congele si las temperatura es muy baja. En condiciones más frías, sin embargo, puedes tener una relación de 60/40 o 70/30. Bajo ninguna circunstancia se debe usar más anticongelante que agua.

Considera cambiar tus llantas

Si en tu área cae nieve ocasional, un nuevo juego de llantas es lo ideal. Busca un conjunto con una calificación alta que haya obtenido buenos resultados en pruebas de la nieve y en tracción y frenado en hielo. Recuerda que es más seguro reemplazar los cuatro neumáticos al mismo tiempo.

Si vives en un lugar donde la nieve y el hielo están siempre presentes, considera comprar llantas de invierno dedicados montadas en llantas de acero. Estos tienen una vida útil más corta, sin embargo por la seguridad adicional vale la pena la inversión. Consulta a un experto para que te recomiende las mejores marcas.

 

Si necesitas más información, escríbenos a contacto@latinosenvivo.com

Comparte esta nota