Si estas siguiendo un plan de alimentación para bajar de peso, estas haciendo ejercicio casi todos los días pero tienes dificultades para perder peso, puede ser que el tamaño de tus porciones no sean las correctas o que el ejercicio que estas haciendo no sea tan intenso como lo necesitas.

Sin embargo, existe otra posibilidad que alguna condición médica o algún medicamento que estés tomando sea el culpable.dificultades para perder peso

Razones médicas para el aumento de peso

Varias condiciones pueden causar aumento de peso o dificultar la pérdida de peso. Algunas son las siguientes:

Estrés crónico . Cuando vives con ansiedad, estrés o estas pasando por un duelo, tu cuerpo puede producir sustancias químicas – como la hormona cortisol – que hacen que tu cuerpo sea más propenso a acumular grasa, especialmente alrededor de la cintura. Ese es el tipo de aumento de peso que incrementa el riesgo de problemas de salud graves. (El exceso de peso alrededor de las caderas y los muslos plantea menos riesgos para la salud.)

Síndrome de Cushing . Esto ocurre cuando las glándulas suprarrenales (situadas en la parte superior de cada riñón) producen un exceso de cortisol, lo que conduce a una acumulación de grasa en la cara, espalda superior y abdomen.

Hipotiroidismo. Si tu tiroides es poco activa, tu cuerpo no puede producir suficiente hormona tiroidea para ayudar a quemar la grasa almacenada. Como resultado, tu metabolismo es más lento y almacena más grasa de la que quema – especialmente si no eres físicamente activo.

Síndrome de ovario poliquístico (SOP). Esta enfermedad, es el resultado de un desequilibrio hormonal que afecta a más de 5 millones de mujeres en Estados Unidos. Los síntomas más comunes son sangrado menstrual irregular, acné, exceso de vello facial, adelgazamiento del cabello, dificultad para quedar embarazada, y aumento de peso que no es causado por comer en exceso.

Síndrome X. También llamado resistencia a la insulina o la hiperinsulinemia (niveles altos de insulina), el síndrome X va de la mano con el aumento de peso. El síndrome X es un conjunto de condiciones de salud que se piensa están relacionados con la resistencia a la insulina. Cuando tu cuerpo es resistente a la insulina, otras hormonas ayudan a controlar el metabolismo, sin embargo no funciona tan bien.

Depresión . Muchas personas que sufren de depresión comen para aliviar su angustia emocional.

Cambios hormonales en las mujeres. Algunas mujeres pueden aumentar de peso cuando hay un cambio en sus hormonas – en la pubertad, durante el embarazo y en la menopausia.

Otras dos consideraciones: la gente tiende a aumentar de peso con la edad, por razones desconocidas, y aunque no es una condición médica, el consumo de alcohol también puede sabotear tus esfuerzos para perder peso. El alcohol (incluyendo la cerveza y el vino) es un carbohidrato refinado, similar al azúcar, el caramelo, y la harina blanca. Además de añadir calorías, el alcohol puede aumentar el azúcar en sangre y los niveles de insulina, lo que puede contribuir al aumento de peso.

No sólo las condiciones médicas pueden agregar algunos kilos. Algunos medicamentos también pueden causar un aumento de peso, o provocar que no puedas perder peso.

Entre los medicamentos que pueden causar aumento de peso en algunas personas están:

  • Medicamentos utilizados para tratar la diabetes tipo 2 (como sulfonilureas)
  • Antipsicóticos o medicamentos para la esquizofrenia, incluyendo clorpromazina (como Thorazine), tioridazina (Mellaril), y la olanzapina (Zyprexa)
  • Bloqueadores beta (recetados para la presión arterial alta, y algunas enfermedades del corazón)
  • Los antidepresivos como la amitriptilina (Elavil), imipramina (Norpramin), o trazodona (Desyrel)
  • Terapia de reemplazo de hormonas
  • Pastillas anticonceptivas
  • Corticosteroides tomados para enfermedades como el asma y el lupus
  • Antiepilépticos tomados para controlar las convulsiones, especialmente el ácido valproico (Depakene o Depakote) y la carbamazepina (como Tegretol)

Las razones por las que ciertos medicamentos causan aumento de peso pueden variar y no siempre son conocidas.

Pero si estás subiendo de peso por un medicamento, tu doctor es el único que puede ser capaz de ayudarte a encontrar un medicamento similar que no tendrá el mismo efecto.

Trabaja junto con un especialista de la salud

Parece obvio, pero vale la pena repetirlo: si sospechas que tienes problemas con la pérdida de peso porque tienes una condición médica o por medicamento, habla con un especialista de la salud de inmediato.

Y no te rindas. Aunque a veces es difícil perder el peso ganado debido a una condición médica o medicamento, un experto en salud te puede guiar durante todo el proceso.

Cambiar tu dieta y hacer más ejercicio también puede ayudarte a perder peso, a pesar de que podría tomarte un poco más tiempo de lo que debería. Pero recuerda, si tienes cualquier tipo de condición médica, debes ser monitoreado cuidadosamente por un especialista al intentar bajar de peso.

No importa la condición médica que tengas, si te hace subir de peso no trates de manejar el problema por ti mismo. Habla con un especialista y no te angusties, tú no eres el culpable.

 

Síguenos en Facebook para obtener más tips de salud.

Comparte esta nota